tel +40 31 417 94 64 | contact@toptours.ro
  • English
  • Español
  • Français
  • Transilvania

    Sobre Rumanía

    Transilvania

    A lo largo de su historia, la región de Transilvania perteneció a varios pueblos diferentes. Una vez el corazón del reino de Dacia, en 106 d.C. Transilvania fue integrada al Imperio Romano. Después del retiro de las legiones romanas en 271 d.C., la región es sucesivamente conquistada por varias tribus como los visigodos, los hunos, los gépidos, los avaros, los eslavos y los búlgaros.

    Hasta el final del siglo IX, cuando los húngaros se detuvieron en esta parte de Europa, Transilvania fue gobernada por los vaivodas de Valaquia. El reino de Hungría empezó en 1003 a controlar firmemente Transilvania, cuándo, según la leyenda, el rey Esteban I derrotó al príncipe llamado Gyula. Entre 1003 y 1526, Transilvania tuvo el estatuto de Voivode, parte del Reino de Hungría, y dirigida por el voivoda nombrado por el rey de Hungría. En 1571, la provincia se transforma en Principado, gobernado por un príncipe húngaro. Durante la mayor parte de este período, Transilvania mantiene su autonomía interna, pero bajo la soberanía del Imperio Otomano.

    Los Habsburgos adquirieron el territorio poco después de la Batalla de Viena, en 1683. En 1687, los gobernantes de Transilvania reconocieron la soberanía del emperador Habsburgo Leopoldo I, y la región se une oficialmente al Imperio Habsburgo. En 1699 los turcos reconocen oficialmente la pérdida de Transilvania en el Tratado de Karlowitz. En 1867 el Principado de Transilvania fue absorbido en la parte húngara por el recién formado Imperio austrohúngaro.

    Tras la derrota en la Primera Guerra Mundial, surgió la desintegración de Austria-Hungría. La población rumana mayoritaria de Transilvania eligió representantes, cuales contribuyeron a la proclamación de la Unión de Rumanía de 1 de diciembre 1918. En 1920, el Tratado de Trianon estableció la nueva frontera entre Rumania y Hungría, dejado Transilvania entera dentro de las fronteras de Rumanía grande. En agosto de 1940, con el apoyo de Alemania e Italia, Hungría ganó aproximadamente el 40% de Transilvania. Eso fue territorio asignado a Rumania en 1945 y confirmado en 1947, en los Tratados de Paz de Paris.