tel +40 31 417 94 64 | contact@toptours.ro
  • English
  • Español
  • Français
  • Transilvania y los monasterios pintados de Bucovina

    Transilvania y los monasterios pintados de Bucovina

    Un itinerario perfectamente equilibrado, que combina visitas a los maravillosos monasterios pintados de Bucovina, la fascinante Transilvania y el intrigante Bucarest.
    Los monasterios pintados de Bucovina son grandes monumentos artísticos de la cultura de Europa, realizados entre los siglos XV y XVI, cuando los invasores turcos amenazaban la provincia de Moldavia.
    Obras maestras del Arte Bizantino, las pinturas ilustran vivos retratos de santos y profetas, escenas de la vida de Jesús, representaciones de ángeles y de demonios, del paraíso y del infierno – todos realizados para educar y entretener a los soldados y paisanos. Siete de las iglesias pintadas de Bucovina figuran en la Lista UNESCO del Patrimonio Universal.
    Más de nueve siglos de presencia sajona en Transilvania marcaron la región con un cierto patrimonio cultural y arquitectural único en Europa. En Transilvania se encuentran más de 200 pueblos sajones, iglesias y fortificaciones construidas entre los siglos XIII y XV como puntos estratégicos de defensa contra una multitud de invasores. Siete de las iglesias fortificadas sajonas figuran en la lista UNESCO de Patrimonio Universal: Biertan, Calnic, Darjiu, Prejmer, Saschiz, Valea Viilor y Viscri.
    Bucarest, la capital y la ciudad más grande de Rumanía, es una antigua ciudad mercantil, ubicada en la intersección de varias rutas comerciales que conectaban Europa y Asia. El centro cultural, económico y político del país es hoy en día una ciudad con amplias avenidas similares a las de Paris, adornadas con árboles, mansiones elegantes de estilo neo-clásico y modernos rascacielos.
    Día 1: Aeropuerto de Bucarest – Brasov, 175 km
    Llegada al aeropuerto de Bucarest y transfer a la ciudad medieval de Brasov.

    Día 2: Brasov
    Por la mañana nos dirigimos hacia Brasov, una ciudad medieval con bellas iglesias y con casas sajonas. Existe una famosa leyenda alemana que cuenta sobre la ciudad como el lugar donde Pied Piper, un flautista malvado, llevó a todos los niños que había raptado de Hamelin, en venganza a sus habitantes que no lo habían respetado. La Plaza del Consejo, situada en el corazón del barrio medieval es una de las más hermosas plazas barrocas de Rumanía. En el centro visitamos el Alojamiento del siglo XV, con su pintoresca Torre de la Trompetista en la parte superior y la Iglesia Negra. Las obras para construir la iglesia tardaron casi un siglo (1383 – 1477) y tiene el nombre de ¨negra¨ por sus murallas oscurecidas, resultado de un gran incendio provocado por la armada austriaca, que saqueó la ciudad en 1689. La Iglesia Negra es la más grande iglesia gótica entre Viena e Estambul y su campana que pesa 7 toneladas es la más grande de Rumanía. Adentro se encuentran alfombras turcas que adornan las paredes y un enorme órgano con 4000 tubos construido por Buchholz. Seguiremos hasta la Catedral Ortodoxa San Nicolás, que se reconoce fácilmente por sus agujas negras y después visitamos el Museo de la Escuela Rumana. Es aquí donde se encuentran unos de los primeros textos escritos en rumano e imprimidos en Brasov (datan del siglo XVI).
    Día 3: Brasov – Cañon Bicaz – Bucovina, 350 km
    Salimos del hotel por la mañana y seguimos la dirección de Lago Rojo, pasando a través del espectacular cañón Bicaz, que cruza los Cárpatos del Este. Almorzamos en un restaurante local cerca del Lago Rojo – el lago fue formado de forma natural, después de un deslizamiento de tierra. Seguiremos el camino hacia el norte, hasta llegar a Bucovina.

    Día 4: Los monasterios pintados de Bucovina, 185 km
    Hoy visitaremos los monasterios pintados de Bucovina, famosos por ser unos de los mejores monumentos artísticos de Europa. Las iglesias que visitamos fueron pintadas durante los siglos XV y XVI, cuando los invasores turcos amenazaban el principado de Moldavia. Los bellos frescos representan imágenes que servían para educar y divertir a los campesinos y a los soldados. Rojos y azules brillantes se mezclan con una capa de verde esmeralda. Primero paramos al Monasterio Moldovita, cuyos frescos fueron pintados en 1537. El monasterio fue establecido por el Príncipe Petru Rares como un regalo a Cristo y su trono original y su retrato se encuentran a la vista. Un fresco representando ¨El asedio de Constantinopla¨ adorna la parte de debajo de la pared del sur, mientras que arriba se encuentra ¨El Himno a la Virgen¨ y ¨El árbol de Jesé¨. Una representación magnifica de ¨El juicio final¨ se encuentra en el pórtico abierto. Las maravillosas pinturas, que tienen el amarillo como color predominante, fueron atentamente restauradas. La iglesia es cerrada por fuertes fortificaciones y ubicada en un bello entorno natural, ofreciendo un verdadero aire de tranquilidad. Almorzamos en un restaurante local.
    Por la tarde visitamos el monasterio de Sucevita, cuyo grandor se debe también a las blanquecidas murallas fortificadas y a su techo color gris. Es considerado por mucho el más hermoso monasterio de los de Bucovina. Tanto el interior como el exterior muestran frescos maravillosos, aunque la pared del oeste es dejado vacío. La leyenda dice que el artista que los pintaba se cayó de los andamios y murió y por eso las obras pararon en seguida. De un interés particular es ¨La escalera de la virtud¨ en la pared exterior del norte, que representa las 30 escaleras del Infierno al Paraíso, mientras que el complejo fresco de la pared del sur muestra el remarcable ¨Árbol de Jesé¨, simbolizando la continuidad entre el Viejo y el Nuevo Testamento – se encuentra representada una serie de filosofas antiguos y profetas en torno a Jesé.
    Seguimos el camino hacia Voronet, que fue fundado en 1487. El monasterio es particularmente famoso por sus maravillosos frescos – Voronet es frecuentemente llamado ¨La Capilla Sixtina del Oriente¨. El magnífico fresco del ¨Juicio final¨, que cubre la entera pared del oeste, es probablemente la mejor composición única de los monasterios pintados de Bucovina. En el nártex se encuentra la tumba de Daniel el Hernita, que fue el primer abate del monasterio Voronet. En el siglo XVIII, los austriacos echaron a los monjes del monasterio, que ahora se encuentra habitado por un número reducido de monjas.

    Día 5: Bucovina hacía Transilvania, 300 km
    Empezamos la mañana viajando al sur, cruzando los Cárpatos, la cadena de montañas segunda más larga de Europa, que forman un arco en torno a Transilvania. Llegamos a Bistrita, una pequeña ciudad mercantil ubicada en el Valle de Bargau, el corazón de ¨Dracula land¨ – el ambiente para gran parte de Dracula de Bram Stoker. La pintoresca ciudad tiene muchos edificios con arcos y casas de comerciantes de los siglos XV y XVI. Almorzamos en un restaurante local. Continuamos el viaje hacia Targu Mures, una fortaleza húngara, donde tomamos una breve pausa. Seguimos el viaje hacia Sighisoara, una maravillosa ciudad medieval, muy bien conservada.

    Día 6: Sibiu y Biertan, 250 km
    Hoy visitamos la encantadora ciudad sajona de Sibiu, que combina estilos de Renacimiento tardío, Gótico, Clásico y arquitectura barroca típica de Transilvania. Sibiu fue comparado con Nuremberg, con muchas casas pintadas de colores – azul claro, rojo, naranja y verde. Nuestro tour incluye las catedrales evangélica y ortodoxa y el Museo Brukenthal de Arte. La Catedral Gótica Evangélica es una estructura masiva, cuya construcción acabo en 1520 y cuya enorme e impresionante torre domina el horizonte. La Catedral cuenta con el órgano más grande de Rumanía, con más de 6000 tuberías, y es también el lugar donde se encuentra la tumba del Príncipe Mihnea el Malo, el hijo de Vlad, que fue matado justo delante de la iglesia. La Catedral Ortodoxa se encuentra en la ciudad nueva, y es la segunda más grande de toda Rumania. Fue construida a principios del siglo XX, siguiendo el modelo de Hagia Sofia de Estambul. Su alumbrante interior es adornado con todo tipo de estilos neo-bizantinos y con frescos. El Museo Brukenthal de Arte es uno de los establecimientos artísticos más antiguos y valiosos de Rumania. La colección se encuentra dentro del palacio barroco del barón Samuel Brukenthal, un antiguo gobernador de Austria, y fue establecida en 1817. Entre sus más valiosas obras figuran ejemplos de arte rumano y occidental, incluyendo cubiertos europeos, arte popular, descubrimientos arqueológicos e iconos rumanos. Por la tarde visitamos Biertan, ubicado en una colina, que cuenta con 3 filas de murallas. El encantador pueblo es el lugar donde encontramos el ejemplo más bello de iglesias fortificadas sajonas, con el más grande tríptico gótico de toda Rumanía, mientras que la puerta de la sacristía es particularmente apreciada por sus 17 caderas, incluyendo una dorada. Biertan fue la sede de los Obispos Luteranos hasta 1867 y sus maravillosas piedras funerarias se pueden observar dentro de la Torre del Obispo. Biertan también pertenece a la lista de Patrimonio Mundial de UNESCO.

    Día 7: Sighisoara – Bucarest, 295 km
    Esta mañana viajamos al sur, hacía Sinaia, conocida como ¨La Perla de los Cárpatos¨ gracias al magnifico entorno montañoso y al Castillo Peles, un palacio real que se encuentra en el medio de un grande parque arreglado al estilo inglés. El Castillo fue construido a finales del siglo XIX para el primer rey de Rumania, Rey Carol I, y las obras tardaron 39 años. El exterior resembla a un palacio de Bavaria, en el estilo del Renacimiento Alemán, con una multitud de torrecillas.
    Tiene más de 100 cuartos, ricamente adornados en ébano, nácar y cuero y cada habitación muestra el estilo de un país en particular. Más de 800 vidrieras embellecen cuartos llenos de armadura y armas del Renacimiento, de candelabros de Murano y de alfombras persas. El primer cinema de Rumanía fue abierto en una de las salas del castillo.
    Continuamos hacia Bucarest, la cosmopolita capital de Rumania y una ciudad bien conocida por sus amplias avenidas al estilo de Paris y bellos edificios desde antes de la Primera Guerra Mundial. La visita incluye una parada al ver el Museo al aire libre de la Aldea, con casas de arquitectura tradicional, que abrió sus puertas en 1936 por decreto real. El parque cuenta con una multitud de casas y otras estructuras de distintas partes de Rumania, mostrando la diversidad extrema de la arquitectura tradicional, con sus casitas populares, iglesias de madera, casas de tierra con legumbres que crecen al techo, molinos de viento, granjas e incluso una extraña casa subterránea.

    Día 8: retorno
    Viaje al Aeropuerto de Bucarest para el vuelo de regreso

    Otras excursiones

    Lo mejor de Bulgaria & Rumanía

    Arrive to Sofia, the capital city of Bulgaria, transfer to our downtown hotel...

    Click para los detalles

    La esencia de Rumania

    A perfectly well balanced program combining unique painted monasteries...

    Click para los detalles