tel +40 31 417 94 64 | contact@toptours.ro
  • English
  • Español
  • Français
  • Muestras de viaje

    La esencia de Rumania

    Una sumersión en la fascinante cultura de Transilvania y en lo mejor que Bucarest tiene por ofrecer, perfectamente combinados en un itinerario de 6 días.
    Más de nueve siglos de presencia sajona en Transilvania marcaron la región con un cierto patrimonio cultural y arquitectural único en Europa. En Transilvania se encuentran más de 200 pueblos sajones, iglesias y fortificaciones construidas entre los siglos XIII y XV como puntos estratégicos de defensa contra una multitud de invasores. Siete de las iglesias fortificadas sajonas figuran en la lista UNESCO de Patrimonio Universal: Biertan, Calnic, Darjiu, Prejmer, Saschiz, Valea Viilor y Viscri.
    Bucarest, la capital y la ciudad más grande de Rumanía, es una antigua ciudad mercantil, ubicada en la intersección de varias rutas comerciales que conectaban Europa y Asia. El centro cultural, económico y político del país es hoy en día una ciudad con amplias avenidas similares a las de Paris, adornadas con árboles, mansiones elegantes de estilo neo-clásico y modernos rascacielos.
    Garantamos por un excelente guía turístico, los mejores hoteles, buenos restaurantes tradicionales, transporte seguro y confortable, lugares únicos y por una colección de historia viva, patrimonio y cultura – una autentica y maravillosa experiencia.
    Día 1: Aeropuerto – Sinaia, 125 km
    Llegada al aeropuerto de Bucarest y transfer a Sinaia, la estación de montaña conocida como ¨la Joya de los Cárpatos¨, gracias a su paisaje espectacular y al Castillo Real.

    Día 2: Sinaia / Castillo Peles – Bran / Castillo Dracula – Sibiu, 225 km
    Por la mañana visitamos el Castillo Peles, un palacio real ubicado en un amplio parco natural arreglado a la manera inglesa. Fue construido a finales del siglo XIX por el primer monarca de Rumania, el rey Carol I, y las obras tardaron 39 años. El exterior recuerda a los castillos de Bavaria, del estilo del Renacimiento Alemán, con una multitud de torrecillas. Tiene más de 100 habitaciones, ricamente adornadas en ébano, nácar y cuero y cada una de las habitaciones reluce en un estilo de un país distinto. Hay más de 800 vitrales en el castillo y muchos de los cuartos muestran a exhibir armas o armadura del Renacimiento, candelabros de Murano y alfombras persas. El primer cinema de Rumania fue establecido en una de las salas del castillo.
    Continuamos el camino hacia Bran, donde visitamos el famoso Castillo de Dracula: de hecho, Vlad el Impalador nunca vivió aquí, pero el castillo es un entorno perfecto para la historia de estilo gótico que evoca el libro de Bram Stocker. El castillo fue construido por los sajones a finales del siglo XIV, para defender Brasov de las invasiones de los turcos. El interior es adornado con mueble de Europa Occidental, que fue comprado por la Reina María en 1920, cuando el castillo fue utilizado como residencia real. Continuamos el camino hacia Sibiu.

    Día 3: Sibiu – Sighisoara, 95 km
    La encantadora ciudad de Sibiu combina harmoniosamente los estilos arquitecturales del Renacimiento tardío, Gótico, Clásico y Barroco Transilvano. Sibiu fue comparada con Nuremberg, con sus casas pintadas de azul claro, rojo, naranja y verde. El tour incluye las catedrales evangélica y ortodoxa y el Museo Brukenthal de Arte. La catedral evangélica, de estilo gótico, es una estructura masiva que fue acabada en 1520 y cuya impresionante torre domina el horizonte. En el interior se encuentra el órgano más grande de Rumanía, que tiene unos 6000 tubos y es también el lugar donde se encuentra la tumba del Príncipe Mihnea el Malo, el hijo de Vlad, que fue matado justo delante de la iglesia. La Catedral Ortodoxa se encuentra en la ciudad nueva y es la segunda más grande de Rumanía. Fue construida a principios del siglo XX, siguiendo el modelo de Hagia Sofia de Estambul. Su interior es ricamente decorado de estilo neo-bizantino y cuenta con impresionantes frescos.
    El Museo Brukenthal de Arte es una de las más antiguas y más hermosas galerías de arte del país. La colección se encuentra dentro del palacio barroco construido en 1817 para el Barón Samuel Brukenthal, que fue gobernador en Austria. Las obras de arte son variadas, desde arte rumano y de Europa Occidental, hasta cubiertos de plata, arte popular, encuentros arqueológicos e iconos rumanos.
    Continuamos hacia Sighisoara, una maravillosa ciudad medieval ubicada en el medio del llano de Transilvania. Las murallas de la fortaleza dan la vuelta a un centro peatonal, con pintorescas calles y con casas e iglesias del siglo XVI. La bien conservada fortaleza medieval domina la ciudad nueva desde la cima masiva de la colina donde se encuentra. La fortaleza se encuentra en la lista del Patrimonio Mundial de UNESCO. Visitamos también la Torre del Antiguo Reloj, que es del siglo XIII. Cada medianoche, cuando suena la campana, del reloj sale una figura distinta de madera y el reloj marca con un sonido el paso de cada hora. El interior de la Iglesia Sajona de estilo gótico que pertenece al Monasterio Dominicano tiene las murallas blancas cubiertas en alfombras coloreadas.

    Día 4: Sighisoara – Brasov, 125 km
    Por la mañana nos dirigimos hacia Brasov, una ciudad medieval con bellas iglesias y con casas sajonas. Existe una famosa leyenda alemana que cuenta sobre la ciudad como el lugar donde Pied Piper, un flautista malvado, llevó a todos los niños que había raptado de Hamelin, en venganza a sus habitantes que no lo habían respetado. La Plaza del Consejo, situada en el corazón del barrio medieval es una de las más hermosas plazas barrocas de Rumanía. En el centro visitamos el Alojamiento del siglo XV, con su pintoresca Torre de la Trompetista en la parte superior y la Iglesia Negra. Las obras para construir la iglesia tardaron casi un siglo (1383 – 1477) y tiene el nombre de ¨negra¨ por sus murallas oscurecidas, resultado de un gran incendio provocado por la armada austriaca, que saqueó la ciudad en 1689. La Iglesia Negra es la más grande iglesia gótica entre Viena e Estambul y su campana que pesa 7 toneladas es la más grande de Rumanía. Adentro se encuentran alfombras turcas que adornan las paredes y un enorme órgano con 4000 tubos construido por Buchholz. Seguiremos hasta la Catedral Ortodoxa San Nicolás, que se reconoce fácilmente por sus agujas negras y después visitamos el Museo de la Escuela Rumana. Es aquí donde se encuentran unos de los primeros textos escritos en rumano e imprimidos en Brasov (datan del siglo XVI).

    Día 5: Brasov – Bucarest, 175 km
    Continuamos hacia Bucarest, la cosmopolita capital de Rumania y una ciudad bien conocida por sus amplias avenidas al estilo de Paris y bellos edificios desde antes de la Primera Guerra Mundial. La visita incluye una parada al Museo al aire libre de la Aldea, con casas de arquitectura tradicional, que abrió sus puertas en 1936 por decreto real. El parque cuenta con una multitud de casas y otras estructuras de distintas partes de Rumania, mostrando la diversidad extrema de la arquitectura tradicional, con sus casitas populares, iglesias de madera, casas de tierra con legumbres que crecen al techo, molinos de viento, granjas e incluso con una extraña casa subterránea. Visitamos también la Iglesia Stavropoleos y el Palacio Real.

    Día 6: Salida
    Transfer al Aeropuerto de Bucarest para el vuelo de vuelta

    Otras excursiones

    Lo mejor de Bulgaria & Rumanía

    Un itinerario diverso y complejo, un fascinante viaje de 10 días, que...

    Click para los detalles

    Transilvania y los monasterios pintados de Bucovina

    Un itinerario perfectamente equilibrado, que combina visitas a los maravillosos...

    Click para los detalles